Los animales

Leptospirosis en perros: síntomas y tratamiento, diagnóstico, se transmite a humanos.

Pin
Send
Share
Send
Send


Leptospirosis (enfermedad de Weil, ictericia infecciosa) - una enfermedad contagiosa, zooantroponótica peligrosa de carácter infeccioso, que se caracteriza por daños hemorrágicos en el hígado, los vasos sanguíneos, los riñones y otros sistemas corporales. La leptospirosis se manifiesta por un aumento repentino de la temperatura, diarrea, una alteración en el trabajo del tracto gastrointestinal, anemia. A menudo, hay violaciones en el funcionamiento del sistema nervioso central. Representa un peligro para los humanos, todo tipo de mamíferos (perros, gatos, animales de granja), carnívoros silvestres, diversas especies de roedores, aves.

Todas las razas de perros se ven afectadas, independientemente de la edad. La leptospirosis es especialmente peligrosa para los perros jóvenes, los cachorros debido a la inmunidad incompleta, así como las razas con un tipo de constitución suelta (boxeador, bulldog francés, inglés, Cane Corso, Bullmastiff, Shar Pei, Bloodhair, Basset Hound). La leptospirosis es muy difícil de tratar y, en la mayoría de los casos, si no se toman las medidas adecuadas, es fatal. Un pronóstico favorable es posible solo en el caso de diagnósticos oportunos, técnicas médicas elegidas correctamente.

Prevención de la leptospirosis en perros.

La leptospirosis es una enfermedad infecciosa muy peligrosa para los perros, independientemente de su raza o edad. Para prevenir la infección con leptospirosis, realizar una vacunación preventiva. Aplique mono- y polivaccinas, así como vacunas asociadas de producción nacional y extranjera, que deberían ser efectivas contra los serotipos de leptospir Icterohaemorrhagiae, Canicola (Biovac-L, Leptodog, Multikan-6). La dosis del medicamento está indicada en el envase, dependiendo del peso corporal del perro. Los cachorros se vacunan contra la leptospirosis por primera vez a la edad de 8-9 semanas. La re-vacunación se realiza en tres semanas.

Para perros adultos, se utilizan animales con un estado inmune desconocido, situación epizootica desfavorable en la región, vacunación pasiva activa y sueros hiperinmunes. Si planea viajar con su perro a una región desfavorable para la leptospirosis, realice una vacunación preventiva un mes antes del viaje planeado. Los criadores de perros deben prestar atención a las condiciones de detención, la dieta de sus amigos de cuatro patas. No descuide los métodos higiénico-preventivos, preste atención al fortalecimiento de las fuerzas inmunitarias del cuerpo, respete el esquema de vacunación establecido y realice tratamientos para mascotas con ectoparásitos de manera inmediata. Siempre vigila la limpieza del aviario, el durmiente del perro.

Lo que necesitas saber sobre los dueños de perros con leptospirosis

  • La enfermedad es causada por un tipo especial de bacteria, la leptospirami, que es muy resistente en el medio ambiente a los efectos de factores adversos y también se propaga rápida y ampliamente.
  • La enfermedad a menudo termina en la muerte. Causas de muerte: la insuficiencia cardíaca, hepática y renal más grave. En la mayoría de los casos, los veterinarios sugieren que el animal se duerma si se sospecha el diagnóstico. Incluso si el perro puede curarse, el portador bacteriano y la liberación de espiroquetas en el ambiente pueden demorar varios años (hasta 4). También en la mayoría de los casos, se desarrollan complicaciones.
  • La enfermedad masiva se observa en el período de mayo a noviembre, cuando el clima es cálido y húmedo y hay fuentes de agua estancada (¡no se debe permitir que los perros beban del charco!). Pero los casos individuales se pueden registrar durante todo el año.
  • Las razas con un físico friable toleran la enfermedad especialmente duro:
    • perros de caza
    • Bulldogs franceses e ingleses,
    • perros falderos
    • bullmastiffs,
    • boxeadores
    • mastino napolitano
    • sabueso
  • La fuente de infección son las mascotas enfermas y enfermas que, a través de su saliva, heces y orina, infectan el área circundante con leptospira (en particular, alimentos y agua). Además, la enfermedad puede transmitirse al aparearse con un animal enfermo a través de la descarga de los genitales, al alimentar a los cachorros con leche y también a través de las picaduras de parásitos que chupan la sangre.
  • El período de incubación puede durar de dos a 14 (15) días y es completamente asintomático. Este es uno de los peligros de la enfermedad: ¡en el momento de la manifestación de signos clínicos para curar a un perro se vuelve muy, muy difícil!
  • Los animales jóvenes se enferman más, porque No tienen inmunidad pasiva. Los perros de la ciudad se enferman más a menudo que en los suburbios. La caza y los perros domésticos son un grupo de riesgo particular.
  • La infección tiene dos formas de flujo: hemorrágica e ictericia.
    • En manifestaciones hemorrágicas, se agrega sangre a las heces, vómitos, saliva, etc.
    • La ictericia habla por sí sola: los problemas en el trabajo del hígado están acompañados por el color amarillento de las membranas mucosas y la piel (claramente visible en las áreas sin pelo).
  • En la leptospirosis aguda, la muerte de un animal ocurre en el 85% de los casos, con subaguda (lenta), en el 55-60%.
  • Las principales causas de infección incluyen: mala inmunidad del animal, violación de las normas sanitarias e higiénicas para tener una mascota, caminar en lugares húmedos donde haya agua estancada (charcos, estanques viejos), entrar a los alimentos y beber alimentos y agua contaminados, picaduras de garrapatas.

Una persona sufre de leptospirosis, infectada por una mascota.

Para no contraer la leptospirosis de una mascota, es necesario:

  • es necesario desinfectar el apartamento donde se encontraba el perro, con 3% de cloramina B (solución desinfectante), con la conexión adicional de la lámpara ultravioleta en las instalaciones durante al menos 30 minutos (si se confirmó el diagnóstico),
  • es necesario limitar completamente el contacto de los niños con una mascota enferma,
  • no se le debe permitir saltar sobre un animal o lamer sus manos o cara,
  • cualquier manipulación con el perro en el momento del tratamiento (hasta el momento en que se recibe la prueba de que el animal está sano) debe llevarse a cabo en equipos de protección personal (guantes de goma), excluyendo cualquier contacto con las secreciones infectadas (la principal fuente de infección es la orina, y espiroquetas humanas penetran a través de daños en la piel y las membranas mucosas),
  • asegúrese de que el perro no haga frente a las condiciones del apartamento. Para hacer esto, debe pasear a su mascota de manera oportuna y / o responder rápidamente a las "solicitudes" del perro para deseos extracurriculares. En caso de micción involuntaria en el contexto de la enfermedad, el lugar debe lavarse y tratarse con una solución de cloramina B con una solución de cloro al 3% o 2% y siempre con guantes de goma.
  • independientemente de la disponibilidad de equipo de protección personal después de entrar en contacto con un perro enfermo o después de limpiar las heces, es imprescindible lavarse las manos con agua tibia y jabón hasta el codo.
  • Si a un perro doméstico se le ha diagnosticado leptospirosis, es imperativo que se realice un análisis de sangre para detectar la presencia de la enfermedad a todos los miembros de la familia que tienen contacto regular con la mascota, para que, si se detecta, comience el tratamiento lo antes posible.

El perro se enfermó - qué buscar

Los principales signos de leptospirosis se deben a la secuencia de espiroquetas diseminadas por todo el animal. Primero, las espiroquetas ingresan al sistema hepático y al hígado mismo, y es allí donde comienza la reproducción, que se extiende por todo el cuerpo con el flujo de sangre.

  1. En los primeros días de la infección, la mascota normalmente activa y entretenida se vuelve lenta y sedentaria. Contraste en el cambio de comportamiento no puede ser pasado por alto por el propietario.
  2. Salta fuertemente la temperatura corporal (hasta 41-42 ° C).
  3. Durante los primeros 4-7 días después de la infección, se observa una respiración rápida (hasta 35-40 movimientos respiratorios / min) y los latidos del corazón se aceleran (hasta 200 latidos / min). La insuficiencia cardíaca está progresando.
  4. Hay diarrea sanguinolenta y vómitos. En el vómito, también se observan las impurezas de la sangre (leptospira prácticamente "plagado" los vasos sanguíneos, provocando sangrado interno de intensidad variable). Después de unos días, la diarrea puede convertirse en estreñimiento por deshidratación.
  5. Desde la boca comienza a oler de manera desagradable (el olor es fétido-amoníaco), la boca mucosa puede volverse claramente amarilla. También amarilla conjuntiva y blanca del ojo. Pueden aparecer pequeñas úlceras de pus, que a primera vista se perciben como microtraumas o rasguños.
  6. En el espejo nasal aparecen manchas húmedas, que se secan, y debajo de ellas se forman áreas de muerte. Parece que la nariz del perro se "desmorona" en trozos pequeños.
  7. Antes del color amarillento de las membranas mucosas, se puede observar su palidez en el contexto de la anemia.
  8. En la superficie de la piel y el pelaje hay una acumulación de placa con un olor muy desagradable.
  9. La mascota deja de beber, y la orina se vuelve marrón. Su número se reduce al nivel de ausencia total de micción. La deshidratación se manifiesta (membranas mucosas secas, falta de saliva, los pliegues de la piel no están agrietados). Todos estos son signos de insuficiencia renal grave.
  10. Con la progresión de la enfermedad, la respiración se vuelve difícil, ronca y gorgotea.
  11. A veces hay convulsiones.
  12. Después de una semana y media en el fondo del agotamiento, la temperatura corporal generalmente cae por debajo de lo normal (hasta 37 ° C). Por lo general, en este estado, pocos de los especialistas toman para tratar al perro.

Cuando se infecta con leptospirosis, pueden aparecer todos los síntomas enumerados, solo algunos pueden aparecer en una combinación arbitraria y, en algunos casos, puede ocurrir un curso asintomático.

Confirmación del diagnóstico.

El diagnóstico solo se confirma mediante pruebas de laboratorio para la leptospirosis, a pesar del cuadro clínico obvio, que un buen especialista no dejará ninguna duda.

Para las pruebas de laboratorio, se extrae sangre y orina. En casos excepcionales, se puede sacar el alta de los genitales. La autopsia examina el hígado, el líquido del peritoneo y el tórax, el riñón.

La orina fresca se somete a microscopía (se examina bajo un microscopio) y se siembra en medios de laboratorio especiales, es decir, identificar patógenos vivos. Del mismo modo, hacer muestras de secreciones de los genitales.

En la sangre, no se buscan espiroquetas, es importante detectar anticuerpos contra esta bacteria. El estudio se realiza dos veces con un intervalo de 1 semana. Cuando la leptospirosis, el número de anticuerpos detectados aumenta diez veces.

Las principales etapas del tratamiento:
  • I - la destrucción del agente causal de la enfermedad,
  • II - Restauración y mantenimiento del sistema cardiovascular,
  • III - eliminación de la intoxicación, detener los ataques de vómitos y diarrea,
  • IV - Restauración y mantenimiento de los riñones y el sistema hepático, normalización del tracto gastrointestinal.

La lucha contra la leptospirami siempre es lo primero. Todas las demás etapas pueden cambiar su secuencia a discreción del médico tratante, dependiendo de la condición del paciente específico de cuatro patas.

¡Se prohíbe el autotratamiento! Todos los procedimientos se llevan a cabo en un hospital y / o bajo el estricto control de un veterinario en cumplimiento de las medidas de seguridad personal contra una posible infección.

Causas de la enfermedad

La patología es causada por parásitos microscópicos, la leptospira (Leptospira), que se multiplica a una velocidad tremenda y se propaga a través del torrente sanguíneo del cuerpo. Externamente, el patógeno se parece a un hilo delgado torcido en una espiral, de ahí el nombre de leptospirosis.

Los parásitos son inusualmente estables en el ambiente externo: se multiplican a alta humedad y temperaturas de hasta 34 grados, soportando el clima frío. Los hábitats de las bacterias son, por regla general, reservorios con condiciones favorables para el desarrollo, donde viven hasta 200 días y tierra húmeda (hasta 250 días). En tierra firme, Leptospira muere después de 12 horas.

La infección de un perro se produce de las siguientes maneras:

  • A través de alimentos y agua en los que se ubican los microparásitos,
  • por comer animales muertos que estaban enfermos de leptospirosis,
  • al bañarse en agua donde está activa Leptospira,
  • cuando se aparea con un compañero enfermo.

El período de incubación es de 2 a 12 días.

La mayor acumulación de parásitos es el hígado y los riñones, que causan intoxicación, distrofia, insuficiencia cardiovascular y, en casos graves, la muerte es posible.

La enfermedad es contagiosa y representa un peligro para los humanos y otras mascotas, por lo que es tan importante ir a una clínica veterinaria a tiempo. Antes de acudir al veterinario, el perro enfermo debe mantenerse aislado, ya que libera el patógeno junto con la orina, las heces y la flema de los pulmones.

¿Qué razas son más propensas?

La leptospirosis puede causar cualquier perro, independientemente de la raza. En riesgo: perros de caza, que a menudo tienen contacto con agua estancada, animales de patio y animales callejeros.

Los cachorros y los juveniles de hasta 3 años de edad son más susceptibles a la patología, en la que la inmunidad aún no está completamente formada, y también los perros más viejos. Este último grupo se diagnostica principalmente con la forma hemorrágica de leptospirosis.

Principales síntomas

Los síntomas de la leptospirosis variarán dependiendo de la forma de la enfermedad, de los cuales hay cuatro.

La variedad apática (latente) es considerada la más inofensiva. Las características características incluyen un ligero aumento en la temperatura corporal (máximo 1 grado), condición de animal deprimido, palidez o amarilleamiento de las membranas mucosas. Los síntomas desaparecen el segundo día después de la infección, el perro se recupera.

Forma crónica - la más rara. El animal pierde mucho peso, los ganglios linfáticos se agrandan en la ingle y debajo de la mandíbula. La temperatura aumenta de vez en cuando, la orina adquiere un color marrón o amarillo oscuro, y la lana en el sacro y otras áreas se vuelve más delgada. El perro se esconde de la gente, buscando los lugares más oscuros. En las perras preñadas nacen crías muertas.

La forma de rayo (superaguda) dura hasta dos días y tiene un cuadro clínico pronunciado. La temperatura corporal aumenta bruscamente (a 41,5 grados) y se mantiene estable durante varias horas, luego desciende (a 38 grados). El comportamiento del perro cambia, por regla general, se vuelve violento y agresivo.

Hay coloración amarillenta de las membranas mucosas, respiración rápida. Esta es la forma más peligrosa, porque si el animal no recibe atención médica, morirá.

La forma aguda se observa en perros jóvenes. La temperatura aumenta (a 41,5 grados), las membranas mucosas y la esclerótica se vuelven amarillas. La orina destaca en pequeñas porciones, tiene un tinte marrón. A veces hay diarrea, en las heces se puede ver sangre. El perro, atormentado por severos dolores de espalda, corriendo, gimiendo, preocupado.

Se desarrolla necrosis de la epidermis, se forman úlceras, erosión y hematomas en la piel. La lana se desvanece, la caspa aparece en ella.

La forma subaguda dura entre 2 y 3 semanas y se caracteriza por las siguientes características: agotamiento general, debilidad, temblor de las extremidades, secreción purulenta en las esquinas de los ojos, aumento de la temperatura a 39,5 grados. También hay signos inherentes en la forma aguda, pero no son tan pronunciados. Esta especie también es peligrosa y lleva a la muerte de un perro en la mitad de los casos.

Diagnóstico en el hospital.

Para hacer un diagnóstico preciso, el veterinario, además de recoger la anamnesis, deberá llevar a cabo una serie de medidas de diagnóstico. La sangre y la orina son obligatorias, y en algunos casos, la descarga de los genitales.

La orina se estudia bajo un microscopio (método de microscopía) y los cultivos se realizan en medios de laboratorio especiales. Esto es necesario para identificar patógenos vivos de la patología. Importante: el análisis será informativo solo si el perro aún no ha recibido antibióticos. La descarga de los genitales también se examina bajo un microscopio.

Se necesita un análisis de sangre para detectar anticuerpos contra la leptospira. El estudio se realiza dos veces con un intervalo de 7 días. Si un perro está enfermo de leptospirosis, la cantidad de anticuerpos en la sangre aumenta varias docenas de veces.

Se disecciona un animal muerto para examinar el líquido del peritoneo, el tórax, el hígado y los riñones.

Método de tratamiento y pronóstico.

La terapia de la leptospirosis es un proceso largo que requiere mucha exposición por parte del dueño del perro. En ningún caso no puede automedicarse, solo acelerará el desenlace fatal. El régimen de tratamiento en cada caso es individual, según la edad, la forma de la enfermedad y el estado general del animal.

Los medicamentos son recetados por un veterinario, el tratamiento y todos los procedimientos se llevan a cabo bajo la supervisión de un especialista. ¡No puede ignorar las reglas de cumplimiento de las medidas de seguridad personal contra infecciones!

El tratamiento se realiza en un complejo y se divide en 4 etapas:

  1. La destrucción de Leptospira - el agente causante de la enfermedad.
  2. Estimulación de la actividad cardiovascular.
  3. Eliminar las toxinas, detener los ataques de vómitos y diarrea.
  4. Restauración de las funciones de los riñones y el hígado, estabilización del tracto digestivo.

Hay que tener en cuenta que la base de un tratamiento exitoso es, ante todo, la lucha contra los parásitos. Las etapas restantes de la terapia pueden variar según el estado de la mascota.

Para reducir o eliminar completamente la leptospira activa, se lleva a cabo un tratamiento específico, que es más efectivo en las primeras horas y días. Para ello, aplicar suero hiperinmune. El medicamento se administra durante 2-3 días, observando la dosis: 0,5 ml del medicamento por 1 kg de peso corporal.

Для угнетения микропаразитов, располагающихся во внутренних органах, используются антибиотики широкого спектра действия (Бициллин-1, Бициллин-3, Пенициллин, Амоксициллин, Стрептомицин), которые вводятся подкожно, внутримышечно или внутривенно. Дозировка устанавливается врачом индивидуально.

Un procedimiento efectivo es la hemodiálisis, a través de la cual se puede eliminar el patógeno de la sangre. Sin embargo, el equipo necesario no está disponible en todas las clínicas.

El tratamiento sintomático implica el uso de infusiones intravenosas, que incluyen agentes rehidratantes y antiespasmódicos. Se recetan medicamentos hepaprotectores (Essentiale, LIV-52, Karsil) para ayudar al hígado, y se usan anticonvulsivos (fenobarbital, diazepam, levitiracetam) para eliminar los calambres.

El proceso inflamatorio se elimina con la ayuda de Flamin y Dexafort. Las áreas afectadas de la piel se tratan con clorhexidina, miramistina o peróxido de hidrógeno.

En cuanto a las drogas antieméticas, Zeercal se ha consolidado bien.

No debemos olvidar que el corazón del animal está sujeto a una carga fuerte, por lo que necesita apoyo. Para estabilizar la actividad cardiovascular, se utilizan vitaminas B, C, inyecciones de riboxina.

Después de una enfermedad, el perro desarrolla una fuerte inmunidad durante varios años. Sin embargo, con el daño renal, muchos animales han sido portadores de leptospiros durante mucho tiempo. Para saber si el perro es portador de bacterias, es necesario examinar una prueba de orina unos meses después de la recuperación completa.

En cuanto a las previsiones, los veterinarios los dan con mucho cuidado. Si el tratamiento se inicia de manera oportuna, en el 50% de los casos, los animales se recuperan, generalmente en el día 14-21. Sin embargo, si los órganos vitales como el hígado y los riñones están seriamente dañados, el riesgo de muerte es muy alto.

Que hacer en casa

Todos los remedios caseros son impotentes contra la leptospirosis. Para salvar a un perro solo se puede prescribir tratamiento por un especialista. El propietario debe crear las condiciones más cómodas para la mascota de cuatro patas, la paz y la buena comida.

Dado que el animal es una fuente de infección, debe estar en una habitación separada, debe cuidarse observando precauciones (use ropa de reemplazo y guantes). Lugares donde se lavan las heces animales con lejía, desinfectantes y yodo.

Los animales debilitados, por regla general, se niegan a comer, pero la alimentación forzada no es necesaria. En el momento del tratamiento, la dieta del perro consiste en dietas bajas en proteínas.

Cuando la mascota comienza a recuperarse, también debe consumir solo alimentos benignos, que eliminan la carga sobre el hígado y otros órganos afectados durante la enfermedad. Este perro de la dieta seguirá el resto de su vida.

Es preferible usar un alimento médico especial, que se puede comprar en una clínica veterinaria. Si el perro se alimenta con alimentos naturales, el pollo o el pavo hervido, la harina de avena y las papillas de arroz cocidas en agua, verduras, frutas (si no hay exacerbaciones de gastroenteritis) deben estar presentes en la dieta.

El perro debe recibir la cantidad necesaria de agua a la que es necesario agregar una decocción de pasto colerético.

Posibles complicaciones

Si el perro sobrevive, entonces puede experimentar complicaciones como disfunción del hígado, los riñones y el sistema digestivo. Se tarda de 1 a 3 meses en restaurar los órganos. Durante este período, curso de terapia con el uso de enzimas y fármacos hepaprotectores.

Medidas preventivas

La única medida preventiva efectiva contra la leptospirosis es la vacunación. Ignorando este procedimiento, el propietario pone a su mascota en un riesgo indebido. La farmacología moderna ofrece una amplia gama de vacunas, entre las cuales las más populares son Multikan, Nobivak, Biovac.

No permita que su mascota nade en estanques con agua estancada, limite su contacto con perros callejeros. A la primera señal de enfermedad, contacte inmediatamente a su veterinario. Recuerde que la leptospirosis, junto con la rabia y la enteritis viral, es una enfermedad mortal.

Leptospirosis de animales - información general

El agente causal de la enfermedad es la bacteria leptospira que pertenece al grupo de espiroquetas. Los microorganismos han recibido su nombre debido a la forma específica de su cuerpo, que se asemeja a una espiral. Las bacterias son siempre móviles y muy activas, y su pequeño tamaño permite que se propague muy rápidamente por todo el cuerpo después de la infección.

Muchas especies de animales domésticos y aves sufren de leptospirosis, y la enfermedad se propaga por todo el mundo, con la excepción de las regiones polares. Aunque cada tipo de animal se caracteriza por un cierto tipo (serovar) de leptospira, que causa síntomas de la enfermedad, y hay ocho de ellos en la actualidad, la leptospirosis de los perros y otros animales se transmite a los humanos. Cabe señalar que los representantes de la familia canina son más susceptibles a la leptospirosis y, debo decir, más difícil que otros sufran esta enfermedad. Las personas pueden infectarse con la leptospirosis por contacto y comida, si las bacterias ingresan a la sangre a través de heridas en la piel, membranas mucosas o con alimentos y agua contaminados.

El reservorio principal para un serovar leptospira separado son diferentes especies de animales que pueden ser portadores del patógeno e infectar a este último cuando entran en contacto con animales y humanos sanos. Dentro de las zonas templadas de nuestro país, tales reservorios son roedores salvajes y domésticos, que son simultáneamente portadores de leptospirosis de por vida.

Vale la pena señalar que todos los animales que han tenido una enfermedad, pero que continúan secretando bacterias al medio ambiente, se convierten en portadores de leptospirosis. Por ejemplo, el período de micro portador en perros puede ser de hasta cuatro años. La única excepción es un ser humano: incluso si está enfermo de leptospirosis, no puede infectar a otras especies de organismos vivos, incluida su propia especie, ya que no libera leptospira al medio ambiente. Sin embargo, la infección todavía es posible experimentalmente a través del contacto directo a través de la sangre.

¿Cómo se produce la infección?

La leptospirosis en los perros se transmite por contacto de un animal enfermo a través de la orina, durante las relaciones sexuales, saliva, mordeduras. Además, es posible la transmisión de la placenta a los fetos, así como de la madre a los cachorros a través de la leche. A menudo, los perros se infectan cuando se los alimenta con carne cruda, se insemina con un patógeno o cuando se comen los cadáveres de otros animales, principalmente ratas y ratones. Además, se registran infecciones de perros con leptospirosis a través de picaduras de insectos chupadores de sangre.

Perros atestados en una perrera pueden aumentar la propagación de la infección. La transmisión indirecta se produce como resultado de la exposición a animales susceptibles contaminados con fuentes bacterianas de agua, alimento y basura.

La forma más privada de infectar a los perros en condiciones domésticas individuales es beber agua de cuerpos de agua contaminados. El agua estancada o de movimiento lento proporciona condiciones de reproducción adecuadas para la leptospira, que puede sobrevivir aquí hasta por 200 días. Por lo tanto, los dueños de perros que viven en condiciones rurales o que a menudo salen a la naturaleza con sus mascotas deben vigilar cuidadosamente para que el perro no beba agua de arroyos o charcos de bosques antiguos. Además, se encuentran grandes concentraciones de bacterias en el suelo pantanoso y altamente húmedo de las orillas de los remansos, donde el patógeno es capaz de mantener la posibilidad de infección hasta 270 días, de hecho, todo el año, con la excepción de los meses helados.

Dato interesante: los brotes más activos de leptospirosis comienzan a registrarse con mayor frecuencia durante los períodos de inundación. En cuanto a las áreas secas, la infección casi siempre está presente alrededor de las fuentes de agua.

Los síntomas de la leptospirosis en perros son más activos en la estación cálida, ya que las bajas temperaturas invernales reducen significativamente la población de bacterias en un ambiente abierto. Esta condición facilita enormemente la lucha contra los brotes naturales de la enfermedad, de lo contrario, el mundo animal, como toda la humanidad, se vio amenazado por una grave epidemia de leptospirosis.

En el período de finales de los 90 del siglo XX en Rusia, los síntomas de leptospirosis en perros se observaron en el 32,9% del número total de todos los animales, independientemente del tratamiento. Es decir, literalmente, cada tercer perro estaba enfermo o era portador de una infección.

¿Qué pasa en los perros?

Para el desarrollo de la leptospirosis, las bacterias deben penetrar en el torrente sanguíneo de los animales. Los microorganismos no pueden superar las barreras protectoras de la piel, pero pasan fácilmente a través de las membranas mucosas de los sistemas respiratorio, digestivo y reproductor. El patógeno alcanza el pequeño sistema capilar de los órganos del parénquima: el hígado, los pulmones y los riñones, donde se acumula, reproduciéndose activamente durante 2 a 12 días. Este período determina el período de incubación de la leptospirosis en perros.

Si durante este tiempo no se ha llevado a cabo un tratamiento preventivo, los síntomas de leptospirosis en perros comienzan a aparecer activamente a medida que el patógeno se propaga a través de la sangre. La leptospira es extremadamente peligrosa debido a su endotoxina, que aumenta la permeabilidad de los vasos sanguíneos pequeños, lo que a su vez conduce a la exudación completa del plasma en el espacio perivascular, engrosamiento de la sangre y microtrombosis. Los eritrocitos y las paredes de los vasos sanguíneos también se destruyen por completo. Como resultado, el suministro de sangre a todas las partes de los órganos, incluidos los vitales, como el hígado, los riñones y los pulmones, se interrumpe o se detiene por completo, y se observa una hemorragia capilar activa.

Los perros enfermos ya durante el período de incubación de la leptospirosis, 3-5 días después de la infección, comienzan a secretar agentes causantes de la leptospirosis al ambiente externo, principalmente con la orina. Este fenómeno se debe a la acumulación de bacterias en la zona glomerular de los riñones, rica en una red de pequeños vasos sanguíneos.

Debido a la gran cantidad de leptospira en los túbulos contorneados de los riñones, los perros son capaces de excretar el leptospir virulento (capaz de infección) durante mucho tiempo después de una recuperación aparente de varios meses a varios años. Esto sucede porque los medicamentos que se usan para el tratamiento principal de la leptospirosis en perros pueden suprimir los síntomas, ya que matan a las bacterias en todo el cuerpo, pero su penetración en la zona glomerular es extremadamente difícil.

Leptospirosis canina - síntomas

Inmediatamente se debe enfatizar que, independientemente del tipo de leptospirosis, que veremos a continuación, los principales síntomas de la enfermedad en perros se manifiestan en forma de insuficiencia hepática y renal, así como trastornos funcionales del tracto gastrointestinal. Esto se explica por la acumulación de un gran número de patógenos en los órganos parenquimatosos correspondientes, así como por la lesión predominante de la red capilar de sus tejidos.

Por lo tanto, la leptospirosis en perros, cuyos síntomas dependen directamente del tratamiento, en cualquier caso se manifestará con los siguientes síntomas inmediatamente después del final del período de incubación:

  • Aumento de la temperatura corporal en 1-3 grados.
  • Pérdida del apetito, disminución de la actividad, vómitos, diarrea.
  • Amarillez de las membranas mucosas y de la piel. Es por la fuerza de los síntomas de ictericia especialistas para determinar la gravedad de la enfermedad.
  • La aparición de sangre en la orina, heces.
  • Reduciendo la frecuencia de la micción, y en el futuro - su ausencia completa.

Una vez más, estos son los principales síntomas de la leptospirosis, que se manifestarán en la gran mayoría de los perros enfermos. El tipo de patógeno, su contagio (nivel de infección), la calidad de la inmunidad y la estabilidad general del animal determinarán qué signos clínicos parecerán más fuertes, cuáles serán más débiles y cuáles estarán ausentes. Ahora echemos un vistazo más de cerca a las opciones para un curso diferente de la enfermedad.

Formas de la enfermedad.

Dependiendo del tiempo que pase desde el momento de la infección hasta la etapa final de la enfermedad, existen:

  • La forma aguda. La afección se caracteriza por una rápida progresión de los síntomas de la leptospirosis, de 1 a 4 días, con un máximo de hasta 10 días. La probabilidad de muerte del perro - hasta el 80%.
  • Forma subaguda, en la que hay signos clínicos similares, pero que no aparecen con tanta claridad y rapidez: 10-20 días. La mortalidad en esta forma es algo menor, hasta un 50%.
  • Forma crónica, que en algunos casos va de forma aguda o subaguda a un período largo de un mes a varios años. A lo largo de la forma crónica, los síntomas de la leptospirosis en los perros son casi invisibles, especialmente en el contexto de un tratamiento constante, pero exacerbados periódicamente por el cuadro característico de la enfermedad.
  • Micro portadora (forma latente, asintomática). Esta forma se distingue del estado anterior por la ausencia completa de síntomas de la enfermedad, pero la posibilidad de aislar una infección contagiosa en el entorno externo.

Cabe señalar que la probabilidad de una cura completa para un perro de la leptospirosis es bastante baja. Una vez que ha entrado en el cuerpo una vez, la leptospira puede permanecer en los rincones más difíciles del cuerpo accesibles a los medicamentos y, de vez en cuando, manifestarse en forma de síntomas. Tales exacerbaciones se observarán en momentos de inmunidad reducida del animal, por ejemplo, después de la infección con otra enfermedad.

Forma hemorrágica de la enfermedad.

Como hemos señalado anteriormente, la leptospirosis de los animales siempre afecta el hígado y otros órganos del parénquima, organizando los síntomas correspondientes. Sin embargo, dependiendo del serovar del patógeno, su virulencia, así como la fuerza de la inmunidad del perro, este o aquel sistema animal puede verse más afectado.

Dependiendo de estas condiciones, se comparte la forma hemorrágica o anictérica de leptospirosis y la ictericia. La forma hemorrágica se caracteriza por los siguientes signos y síntomas:

  • Los perros más viejos se enferman más a menudo - después de 5 años.
  • La forma de la enfermedad es predominantemente aguda o subaguda.
  • Un fuerte aumento de la temperatura corporal a 41.0-41.5 grados.
  • Somnolencia, pérdida de apetito, sed.
  • Enrojecimiento de las membranas mucosas visibles.
  • La temperatura desciende a 37-38 grados en 3-4 días.
  • Se observa sangrado activo de los capilares de las membranas mucosas de las nuevas cavidades orales, así como de la vagina.
  • Los coágulos de sangre se detectan en vómitos, heces, orina.
  • En los sitios de inyección, se forman grandes hematomas visibles a través de la piel.
  • Cuando se trata de sondear los órganos de las cavidades abdominal y pélvica, hay un gran dolor.

Además de los síntomas anteriores, si no se lleva a cabo el tratamiento correcto, las siguientes complicaciones pueden ocurrir en un perro con leptospirosis, que se desarrolla de manera muy rápida uno tras otro durante el día:

  • Deshidratación severa - agotamiento y mucha sed.
  • Formación de úlceras necróticas en la cavidad oral, claramente visibles tras el examen.
  • Inflamación hemorrágica del estómago y los intestinos a lo largo de toda su longitud. Durante el acto de la defecación, se libera sangre pura casi sin enrollar.
  • Insuficiencia renal aguda, que se expresa como una disminución en el número de actos de micción, y luego ausencia total de.

Cabe señalar que en esta forma de leptospirosis, en animales, la amarillez de las membranas mucosas visibles se expresa muy débilmente y casi imperceptible. Estos signos clínicos terminan con la muerte de un perro, que prácticamente no responde a los estímulos circundantes y no se eleva.

Forma ictérica

Este tipo de leptospirosis en perros se distingue por la presencia de un fuerte amarilleamiento, junto con todos los otros síntomas que son inherentes a la forma hemorrágica de la enfermedad. La piel de un animal se vuelve amarilla casi en todas partes, lo que es claramente visible cuando se quita el abrigo. No hacer una excepción y las membranas mucosas.

Además, en la forma ictérica de la leptospirosis, se observa al perro:

  • Vómitos severos en sangre.
  • Rechazo completo de piensos y agua.
  • Hemorragias puntuales, claramente visibles en las membranas mucosas y en lugares con piel delgada.
  • Agrandó varias veces el hígado y el bazo, que se siente bien cuando sondean.

La mortalidad en esta forma de la enfermedad es de alrededor del 50-60%. Aunque estas cifras son ligeramente más bajas que en la forma hemorrágica de la leptospirosis, el sufrimiento de los animales es más pronunciado y los síntomas de la leptospirosis son más activos.

Una vez más recordamos que, en cuanto a las formas hemorrágicas y anictéricas de leptospirosis, cualquier curso de la enfermedad es característico, desde agudo hasta crónico. Se considera que si el perro sobrevivió 5 días desde el momento de los primeros signos (es decir, se realizó una transición a la forma subaguda), el animal sobrevivirá.

La leptospirosis en perros es una enfermedad infecciosa que es peligrosa para la rapidez del desarrollo y la complicación de los síntomas, por lo que el tratamiento debe prescribirse lo antes posible. En este caso, la probabilidad de muerte se reduce varias veces, y el período de microportadora después de la recuperación clínica siempre es notablemente más corto.

El mejor y más efectivo tratamiento es el suero contra la leptospirosis en perros (hiperinmune). La preparación incluye anticuerpos contra leptospira, lo que significa la introducción de una inmunidad casi "lista" en el cuerpo de un animal. El suero se inyecta una vez por vía subcutánea en el área de la escápula, precalentando la botella con la solución en un baño de agua a una temperatura de 37 grados. En los casos graves de la enfermedad, se permite la administración repetida de suero contra la leptospirosis en perros cada dos días, pero la dosis debe ser la mitad recomendada. El volumen total de la dosis se obtiene a razón de 0,5 ml de fármaco por 1 kg de peso vivo del perro.

Отечественная сыворотка против лептоспироза у собак

Если после введения повторной дозы симптомы болезни не исчезают, значит велика вероятность того, что диагноз на лептоспироз был поставлен ошибочно.

Dado que las leptospira pertenecen al grupo de las espiroquetas, cualquier antibiótico de esta categoría es eficaz contra ellas y no necesariamente de la clase más cara. En el tratamiento estándar de la leptospirosis, el perro generalmente se administra (solo por vía intramuscular):

  • Bencilpenicilina.
  • Bicilina-1.
  • Bicilina-3.

La dosis se calcula en función del peso del perro - 20 mil. Unidades por 1 kg. Como regla general, 2-3 inyecciones con un intervalo de 3-4 días son suficientes. También es posible el nombramiento de estreptomicina a razón de 15 UI por 1 kg de peso, dos veces al día, durante la semana.

Además del tratamiento específico con suero para perros contra la leptospirosis y la terapia con antibióticos, se prescribe un tratamiento de soporte sintomático: antieméticos, diuréticos, sal de agua, suplementos nutricionales, así como hepatoprotectores y medicamentos de desintoxicación, por ejemplo, hemodez. Todos los regímenes prescritos únicamente por un veterinario, según el estado general del perro.

¿Cómo prevenir la infección?

Los perros pueden infectarse con leptospirosis en cualquier momento, incluso si actualmente no hay sospechas de la presencia de leptospira en el medio ambiente. En caso de brotes frecuentes de la enfermedad, se anuncia alerta epidemiológica en la región. Se informa a los residentes sobre el peligro de infección con leptospirosis, se lleva a cabo la desatización masiva y en las orillas de los embalses cuelgan señales de que el agua y la costa están infectadas. Pero, desafortunadamente, tales actividades no son siempre y en todas partes. Por lo tanto, cada propietario debe controlar individualmente la salud de su mascota.

Una enfermedad como la leptospirosis en perros, cuyos síntomas son graves y el tratamiento no siempre es posible proporcionarlos de manera oportuna, requiere algunas medidas preventivas, bajo las cuales la infección es poco probable:

  • Los perros deben mantenerse alejados de cuerpos de agua estancados.
  • No se debe permitir el contacto del animal con otras personas, especialmente si se sabe que alguna vez tuvieron leptospirosis.
  • No debe haber roedores en el área donde se guarda el perro.
  • Si se sospecha de leptospirosis, el tratamiento antibiótico preventivo en un perro debe realizarse tan pronto como sea posible, independientemente de la presencia de síntomas. Por ejemplo, si un perro se emborrachó de un reservorio sospechoso.
  • La vacunación contra la leptospirosis no garantiza una protección del 100% contra las infecciones, pero el cuadro clínico en este caso será más moderado.

Hasta la fecha, se han desarrollado muchas vacunas contra la leptospirosis en perros, tanto extranjeros como domésticos:

  • Vacuna polivalente (de varias enfermedades) Biovac-L.
  • Vacuna contra la leptospirosis de perros (NPV Narvak).
  • Vacuna polivalente VGNKI contra la leptospirosis de animales.
  • Biovac-DPAL, Biorabic, Hexacanivac, Dipentak, Multican-6, 8.
  • Extranjero: Leptodog, Hexadog, Leptorabisin, Vanguard-5B, Vanguard-7 y otros.

Cuando la vacunación debe revisarse cuidadosamente e instrucciones para el uso de la vacuna y las recomendaciones del veterinario (no el vendedor de la tienda de mascotas). Como regla general, todas las vacunas brindan una fuerte inmunidad contra la leptospirosis hasta por seis meses, por lo tanto, la vacunación se debe realizar dos veces al año, dos veces con un intervalo de 14 a 20 días. La edad a la que se recomienda la vacunación de los cachorros es de 6-8 semanas.

Esperamos que este artículo haya ampliado el conocimiento de nuestros lectores sobre el tema: leptospirosis en perros: síntomas, tratamiento y peligro para los seres humanos. Si tiene alguna pregunta, estaremos encantados de responderla en los comentarios de este artículo. Suscríbete a nuestro grupo VKontakte y cuida de tus favoritos!

Predisposición de los perros a la leptospirosis.

No se puede descartar que los problemas se basen en la predisposición genética. Sin embargo, en nuestro caso, podemos estar seguros de que la especificidad de la leptospirosis en perros no se detecta a nivel genético. Citando, por ejemplo, estadísticas, se puede observar que la leptospirosis en los perros es más probable que se diagnostique en la caza y en los cochecitos, lo que se debe al contacto frecuente con el agua.

Los cachorros y las personas jóvenes tienen una inmunidad inestable, por lo que tienen un mayor riesgo de infección. La forma hemorrágica ocurre en perros mayores.

Patógenos

La leptospirosis en los perros tiene, bajo su fundamento, un nombre latino derivado del nombre de la bacteria leptospira, la familia de las espiroquetas, el agente causante directo de la enfermedad si ingresa al cuerpo.

La bacteria leptospira en sí misma es bastante estable en un entorno agresivo, hace frente a las fluctuaciones de la temperatura, no teme al clima frío y comparte activamente cuando hay suficiente humedad y temperatura en condiciones superiores a los 34 grados. El hábitat más común de las bacterias es el medio ambiente acuático, óptimo para la reproducción. Las temperaturas superiores a 76 grados y la radiación ultravioleta hacen frente a las bacterias en aproximadamente 2 horas.

El proceso de infección pasa por el portador, que puede ser infectado por la descarga de un perro, orina, semen u otro líquido biológico. En el caso de la leptospira en el agua comienza inmediatamente su reproducción activa, con una rápida penetración a través de las áreas abiertas de la piel. Casos notificados de transmisión de leptospirosis a través de las picaduras de garrapatas u otros chupadores de sangre.

Síntomas de la enfermedad

La aparición de la enfermedad se produce de acuerdo con el siguiente patrón, donde se observan los siguientes signos de leptospirosis en un perro:

  • la mascota comienza a cansarse rápidamente,
  • actividad reducida
  • Se mueve un poco, se cura.

Tan pronto como el perro comienza a recostarse durante varios días seguidos, debes preocuparte por su salud. Una situación similar con la falta de deseo es renuente a responder a sus órdenes. La temperatura es alta (alcanza los 41 grados, a veces más alta). Durante 3-7 días, el aumento de la respiración es notable, los vómitos se producen con diarrea, a veces con sangre, el olor de la boca. Manchas visibles en la nariz. Después de un par de días, los focos comenzarán a formarse y la nariz se desmoronará.

La orina es de color marrón, y su cantidad se reduce en gran medida. La boca comienza a estallar por las úlceras resultantes que aparecen en la piel. La lana tiene un olor fuerte. Después de un par de días, la diarrea es reemplazada por el estreñimiento. El perro se niega a comer. El agotamiento extremo comenzará a desarrollarse, la temperatura bajará a 37 grados. Un poco más tarde, comenzarán las convulsiones. Según los expertos, todos los signos son más académicos. En la práctica, todo el período de desarrollo de la leptospirosis canina transcurre sin la manifestación completa de los síntomas.

Los portadores de la enfermedad pueden ser cualquier animal, ya sea domesticado o salvaje. El individuo enfermo excreta bacterias al medio ambiente incluso varios años después de la recuperación. Los roedores actúan como portadores. La persona enferma prácticamente no emite leptospira debido a la observancia de las más mínimas normas de higiene.

Las personas con leptospirosis enfermas y enfermas pueden causar infección tanto en otros perros como en miembros de la familia. Es necesario prestar atención inmediata a la aparición de los signos iniciales de la enfermedad o tratar de encontrar sospechas de leptospirosis.

Impacto

Después de que las bacterias ingresan al cuerpo, se envían directamente al hígado, donde se multiplican. La gravedad de la enfermedad dependerá directamente del tamaño de la dosis primaria de las bacterias producidas, luego se envían al torrente sanguíneo con la liberación de toxinas.

Bajo la presión del torrente sanguíneo, las bacterias se diseminan por todo el cuerpo, en función de los túbulos renales, causando ictericia o una forma hemorrágica. En el caso de la leptospirosis, toda la fuerza de la enfermedad recae sobre el hígado y el sistema circulatorio. Las bacterias tienen un efecto en el cuerpo, lo que obliga a producir una cantidad excesiva de hemoglobina, que afecta el agotamiento de los sistemas de coagulación, lo que lleva a la necrosis y hemorragia. Resultado: insuficiencia renal aguda o cardiopatía.

Reglas de tratamiento

Tan pronto como aparezca una sospecha de leptospirosis, el propietario debe comunicarse de inmediato con un veterinario y realizar los diagnósticos necesarios. Si se encuentra leptospira en la orina, que es viable incluso durante 2 horas después de la prueba, el médico lo informará. Para confirmar completamente el diagnóstico de la mascota, es necesario aislarlo de otros pacientes para un examen y tratamiento adicionales.

Las mascotas pueden obtener su ayuda, pero será completamente inefectiva con la leptospirosis. Hay que decir aún más: el perro es una fuente activa de infección, incluso para su propio dueño. A lo largo del tratamiento, el perro debe mantenerse separado y se debe tener cuidado si se toman todas las precauciones. Para llevar a cabo el tratamiento de los perros, los veterinarios utilizan la técnica de la terapia.

El tratamiento es una variante bastante efectiva por primera vez, debido al hecho de que está dirigido a reducir o eliminar completamente el número de espiroquetas. La mejor opción es el suero hiperinmune. La estreptomicina destruye las bacterias que viven en el interior.

Si se realiza un tratamiento sintomático, la carga tóxica puede reducirse significativamente. Las infusiones intravenosas que incluyen agentes rehidratantes, anticonvulsivos y lubricantes serán una herramienta excelente. En el caso de una forma hemorrágica, se toman medicamentos hemostáticos.

En el caso de la fase más aguda, cuando el animal rechaza completamente los alimentos, no es necesario alimentarlo por la fuerza. En el proceso de recuperación, a una mascota se le prescribe un carácter dietético, que no carga a los órganos afectados. La forma ictérica de la enfermedad hace necesario alimentar al perro en pequeñas porciones, preferiblemente ya preparado para este alimento médico. Se puede comprar un tipo especial de alimento en forma hemorrágica en las clínicas veterinarias. Todas las manipulaciones se centran en el tratamiento de la leptospirosis en perros:

  • eliminación de patógenos,
  • destrucción de la intoxicación,
  • la restauración de los riñones y el hígado, así como el corazón y los vasos sanguíneos,
  • Detener el vómito y la diarrea.

Los medicamentos se administran por vía intravenosa. En relación con el agotamiento del cuerpo, la debilidad del corazón y los vasos sanguíneos, el procedimiento se realiza por vía subcutánea, ya que no se absorben por vía intramuscular. Por lo tanto, los efectos de las drogas no son capaces de tener.

Para hacer frente a la destrucción del patógeno puede ser de dos maneras. La lucha contra la leptospira en la sangre se basa en el suero con anticuerpos. Además de la unión, el suero puede estimular el sistema inmunológico. La destrucción de patógenos en los órganos se produce sobre la base de antibióticos, cuya elección depende del estado del animal.

Deshacerse de la intoxicación puede deberse a la introducción de soluciones nutritivas por vía intravenosa. La unión de toxinas se produce sobre la base de tiosulfato de sodio y medicamentos similares. La determinación de la elección se basa en la etapa de la enfermedad y el estado inmediato de la mascota. En las primeras etapas de la enfermedad con preservación de la producción, se inyecta una solución de glucosa al 40% para eliminar toxinas o sulfato de magnesio al 25%.

Para restablecer el trabajo del hígado y los riñones debe comenzar inmediatamente la destrucción del patógeno. La restauración de los riñones se realiza sobre la base de lespenefril o medicamentos similares. La recuperación del hígado se produce debido a la introducción de enzimas (Essentiale). Tan pronto como la diarrea y los vómitos se detienen, Kars es designado para varios meses de anticipación.

También se utilizan preparados homeopáticos. A veces es posible combinar medicamentos tradicionales con homeopáticos, lo que multiplica el efecto. La mayoría de los casos requieren detener la diarrea y los vómitos.

Reglan hará frente a los brotes de vómitos, pero vale la pena tomar el medicamento con precaución debido a la complejidad de la previsibilidad de su efecto en los intestinos. Puede detener la diarrea enterosgel y significa cerca de ella. No debemos olvidar que la leptospirosis afectará para siempre negativamente la salud de la mascota. Cuando la mascota ha perdido la actividad de las acciones, se acuesta y respira con dificultad, tiene diarrea y vómitos, es hora de acudir al veterinario.

Consecuencias de la enfermedad.

A menudo, los perros que han tenido leptospirosis tendrán disfunción hepática, digestiva y renal. El período de recuperación es bastante extenso en el tiempo (dentro de 1-3 meses). Al perro se le prescribe un tratamiento de mantenimiento para el hígado basado en enzimas y medicamentos hepatoprotectores.

Sin embargo, uno de los roles clave en el período de rehabilitación es la nutrición dietética, que deberá cumplir con la vida de cuatro patas. La alimentación del animal se produce de forma fraccionada, cada 3 horas. En la dieta debe ser carne (cruda) o pavo hervido, hervido en sémola de agua. No superfluas serán las zanahorias, las frutas.

Cuando las bacterias ingresan al cuerpo, entran al torrente sanguíneo, lo que conlleva el riesgo de movimiento en todo el cuerpo. Por supuesto, el sistema inmunológico trata de responder con una mayor producción de anticuerpos y macrófagos. Sin embargo, incluso para ella, hay límites.

La cáscara de las bacterias - leptospir, tóxico debido a que afecta la destrucción de la sangre y las paredes vasculares. Los agentes causales de los trastornos son venenos. Es cierto que el problema real no son los venenos en sí, sino los microbios muertos. Cuando se descompone, se libera un patógeno que emite sustancias agresivas.

Cuando las bacterias ingresan al hígado o al riñón, la destrucción de los órganos comienza porque el patógeno comienza a alimentarse de sustancias necesarias para el funcionamiento de los órganos. Escapando de los macrófagos, el patógeno se mueve hacia las células.

Como resultado, hay una violación del hígado, el sistema inmunológico está lidiando peor con las toxinas en el cuerpo. Con cada flujo de sangre, la leptospira se mueve hacia el intestino, dañándolo lentamente. Las hemorragias se alteran, luego comienzan los problemas con las heces, ya que la bacteria está en el estómago. La sangre en el estómago se vuelve verde.

Inmunización

Según los expertos, la inmunidad estará protegida después de la enfermedad y no permitirá preocuparse por la reanudación de la enfermedad durante mucho tiempo. Al mismo tiempo, los animales con daño renal continuarán secretando bacterias durante varios años. Pero no te preocupes. Los perros enfermos no son portadores de bacterias, más bien es una rareza. Es cierto que la probabilidad todavía existe. Para deshacerse de todos los temores, la confirmación de la presencia de bacterias a través del análisis de orina un par de meses después de la recuperación no será superflua.

La vacunación se considera un método eficaz para prevenir la leptospirosis en perros. Las vacunas polivalentes se aplican a los cachorros dos veces en un período de 2 a 4 meses; los animales adultos se vacunan una vez al año. Varios veterinarios están de acuerdo en que la resistencia de la inmunidad después de una sola vacunación permitirá al perro mantener su inmunidad durante seis meses. Por lo tanto, no será superfluo vacunar a su mascota durante el período de invierno-primavera para evitar un brote estacional.

Pin
Send
Share
Send
Send

zoo-club-org